Batido de frambuesa con semillas de amapola
Batido de frambuesa con semillas de amapola

Batido de frambuesa con semillas de amapola

Cómo hacer batido de frambuesa con semillas de amapola

Nº de Raciones: 2 Preparación: 10 minutos Elaboración: 5 minutos
PT10M PT5M Spanish Batidos de fruta
Nutrition facts: 200 calorías 0 gramos grasas
Calificación 1/5 ( 1 votos ) 5 0
INGREDIENTES
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 ml de leche
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de semillas de amapola molidas
  • 300 g de yogur natural
  • 300 g de frambuesas
  • 1 sobrecito de azúcar avainillado
  • Zumo de pomelo
  • Melisa, para adornar
ELABORACIÓN
  1. Abre la vaina de vainilla y raspa las semillas en un cazo con la leche, el azúcar y las semillas de amapola molidas. Llévalo a ebullición, apaga el fuego y déjalo enfriar. Mézclalo bien con el yogur.
  2. Lava las frambuesas y escógelas. Deja que se escurran bien y luego tritúralas con el azúcar avainillado y unas 6 cucharadas de zumo de pomelo.
  3. Reparte la mezcla de yogur en 2 vasos, vierte por encima el puré de frambuesa y remueve en círculos para formar vetas. Congela el batido un poco, y después adórnalo con la melisa y sírvelo.

Datos de interés

Las semillas de amapola, o mejor dicho su aceite, contienen una gran cantidad de ácido linoleico, uno de los ácidos grasos más valiosos, que se debe ingerir con la alimentación porque el cuerpo no lo produce. Para potenciar el sabor y los nutrientes de las semillas de amapola, hay que molerlar: así se vuelven un poco aceitosas y más aromáticas. Las semillas de amapola molidas no se pueden conservar mucho tiempo, ya que se enrancian muy rápido.

¿Te ha gustado? ¡Déjanos tu opinión!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Compartir en redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *